El día a día

Sobre Jorge Juan...

Me sucede con cierta frecuencia. En tertulias, conferencias o charlas de café. Es sacar a la palestra el nombre de Jorge Juan y Santacilia y siempre hay alguien que esboza una sonrisa perruna y proclama orgulloso: ¡El espía! La verdad es que no son pocas las veces que a continuación el ufano patriota se pierde en una nube de circunloquios a la hora de describir los actos de espionaje del marino de Novelda, que siendo bien ciertos, tienen también su parte truculenta.
La llegada al trono de España del primer Borbón, impulsó, entre otras cosas, la diplomacia, la cual ofrecía una excelente cobertura a las redes de espionaje. En realidad el oficio de espía ya había tenido mucha importancia y trascendencia con los Austrias, en cuya organización existía el cargo de Espía Mayor del Reino, responsable directo ante el rey de la actuación de los agentes que operaban incrustados en la diferentes cortes de la época. Esta red suministraba datos de mucha importancia y fue decisiva en buena parte de los éxitos del Gran Capitán, el Duque de Alba, Juan de Austria y el propio Felipe II.
Con los Borbones ese tipo de servicios quedó adscrito a la Secretaría de Estado, aunque había otros personajes encumbrados de la corte que contaban con su propia red de informadores, como fue el caso de don Zenón de Somodevilla, marqués de la Ensenada, ministro de Hacienda, Guerra, Marina e Indias. Fue precisamente el marqués quien captó a Jorge Juan, con lo cual nuestro personaje se vio obligado a practicar sus labores de informante con la tensión de que debía susurrar sus secretos al oído de Ensenada, pero dependiendo del titular de la Secretaría de Estado, José de Carvajal y Lancaster, enemigo declarado de Ensenada. Un juego doblemente peligroso para Jorge Juan.
En 1749, con 36 años y después de haber protagonizado la exitosa expedición científica que permitió medir el arco de meridiano en el ecuador y en definitiva confirmar que más que una sandía la tierra era un melón, Jorge Juan fue invitado a Londres por la prestigiosa Royal Society. El marqués de la Ensenada se encargó de convertir lo que tenía que ser una mera visita científica en una misión de espionaje en toda regla. De manera general el ministro de Marina quería conocer de primera mano las técnicas de construcción naval inglesas, la organización, dimensión y disposición de su Marina y detalles de su armamento. Para el desempeño de su misión de espía, le fueron asignados a Jorge Juan dos ayudantes a modo de agregados navales a su peculiar embajada. Estos fueron los guardiamarinas José Solano y Pedro de Mora. Las andanzas de estos tres personajes por tierras inglesas eran clasificadas por el bilioso José de Carvajal como “maquiaveladas”, pero esas maquiaveladas permitieron a Jorge Juan importar a España significativos secretos navales cuya posesión estaba castigada con la pena de muerte y al mismo tiempo envió a las atarazanas españolas medio centenar de expertos y técnicos de las diferentes ramas de la construcción naval, gracias a los cuales España supo dejar atrás la construcción de galeones, afanándose entonces en la de fragatas y navíos, buques que ya se construían en Inglaterra.
En realidad los agentes de Ensenada no se limitaban a Jorge Juan y a Londres, sino que estaban en Viena, París, San Petersburgo o La Haya. Sus andanzas estaban llenas de peligros y dificultades, pues no contaban ni de lejos con las facilidades de hoy. Para su trabajo de espía, Jorge Juan contaba con un juego completo de pelucas, barbas, bigotes, gafas y diferentes tipos de indumentarias y varios pasaportes falsos que le permitían convertirse en míster Josué, un comerciante de vinos que se movía con soltura por las tabernas portuarias o míster Sublevant, un librero interesado en todo tipo de grabados, libros y láminas de contenido naval...
Así que ya sabéis, si alguien os pregunta u os invita a vino, antes de responder a sus preguntas formuladas siempre con fingido desinterés, mesadle la barba, tiradle del bigote o comprobad el bisoñé. Uno nunca sabe con quién habla…

La unión de dos mares

El ataúd de Nelson

Aunque ABC lo presente como una forma de altanería, a mí me parece un homenaje muy bonito y, sobre todo, más que apropiado tratándose de uno de los genios de la táctica sobre el verde tapete del mar. Ya hubiera querido yo el palo de su "Galicia" para fabricar el ataúd de nuestro Blas de Lezo, y no que no sabemos ni dónde está. Es cierto que los ingleses a veces son en extremo arrogantes, pero esto de Nelson no me parece el mejor botón de muestra.

 

La altanería inglesa de Nelson: su ataúd se hizo con el mejor buque de Napoleón que aniquiló

¿Y después del Harrier qué?

En unos años el Harrier se dejará de fabricar y nos quedaremos sin cadena logística. ¿Qué pasará entonces?¿Harrier Vs F-35B? Un tema para reflexionar. Desde luego yo he leído el artículo y no extraigo las mismas conclusiones que la prensa...

 

Colisionan un destructor de EEUU y un carguero cerca de Japón

Siete tripulantes de un destructor de la Armada de Estados Unidos, el USS Fitzgerald, han desaparecido y otros tres están heridos después de que su navío colisionara este sábado con un carguero filipino en aguas cercanas a Japón. Por ahora, se desconocen las causas del accidente.
El choque se produjo alrededor de las 02:30 de la madrugada (17:30 GMT), a 104 kilómetros al suroeste de la localidad nipona de Yokosuka, situada en la bahía de Tokio. En esta ciudad portuaria tiene su sede de la Séptima Flota de los EEUU, que cuenta con más de 80 submarinos y barcos estadounidenses, incluido el USS Fitzgerald.
La agencia nipona Kyodo informó de que los tres heridos, entre los que se encuenta el comandante, Bryce Benson, fueron evacuados en helicóptero al Hospital Naval de Yokosuka, en donde se encuentran en situación estable. Mientras, los guardacostas japoneses enviaron a la zona cinco navíos, dos aviones y un equipo de emergencias para tratar de dar con los desaparecidos, unas tareas en las que el Ejército norteamericano ha aportado un destructor, dos remolcadores y un barco especializado en asistencia médica.
Por su parte, ninguno de los 20 tripulantes del carguero filipino, el ACX Crystal, sufrió heridas. Este navío, de 222 metros de largo y unas 30.000 toneladas, es tres veces más grande que el destructor contra el que impactó. Al parecer, el barco, que transportaba mercancías desde el puerto de Nagoya al de Tokio, viró de manera brusca 25 minutos antes de que se produjera la colisión, aunque todavía no se sabe el motivo. Según la Guardia Costera japonesa, las condiciones meteorológicas eran buenas, aunque apuntaron que esta es una vía marítima muy transitada al estar cerca de dos puertos (Tokio y Yokohama) y que ya se han registrado accidentes en la zona con anterioridad.
En las imágenes publicadas en diferentes medios y televisiones, se aprecia cómo el destructor se llevó la peor parte y sufrió graves daños en el lado de estribor. "El USS Fitzgerald resultó dañado por encima y por debajo de su línea de flotación", aseguró en un comunicado la Flota del Pacífico.
"Sigue funcionando con su propio motor, pero su propulsión es limitada", agregó. Aunque no hay riesgo de que se hunda, no puede navegar por sí solo, por lo que ha pedido la asistencia de remolcadores para poder llegar a puerto. Por su parte, el mercante filipino resultó mejor parado y tan solo sufrió daños en su proa.
En estos momentos, tanto la Guardia Costera como la Marina estadounidense están investigando lo sucedido. Para ello, planean interrogar a los miembros del mercante filipino, ya que existe la posibilidad de el accidente haya sido fruto de una negligencia suya. Por su parte, la naviera nipona que opera el barco, Nipon Yusen K.K., aseguró "que cooperará plenamente con las indagaciones".
El USS Fitzgerald, que tiene una tripulación de 330 marinos, opera habitualmente en el Pacífico y el Mar de Japón, donde se dedica principalmente a monitorizar las pruebas de misiles balísticos que realiza Corea del Norte. Este navío pertenece a la clase Arleigh Burke de destructores lanzamisiles, que se encuentra entre los de mayor tamaño y potencia de fuego construidos por EEUU. Además, está dotado con un potente y sofisticado radar, por lo que han surgido dudas de cómo no detectó a un carguero tan grande en una noche clara y evitó la colisión.

Adiós al submarino Torbay

Adiós al submarino Torbay.

Dos años después de lo previsto, el submarino Torbay entró ayer en Gibraltar después de su última navegación. Cuarto y último de la Clase Trafalgar, el Torbay fue un submarino nuclear botado en el 84 que tuvo como una de sus anécdotas más peculiares el haber sido el primer buque en utilizar el sistema de Mando y Control SMCS-NG, por lo que podía ser controlado mediante el uso del sistema operativo Microsoft Windows. En mi época de jefe de operaciones del Estado MAyor del Grupo de Combate desplegaba a menudo para ejercicios OTAN, a veces como amigo y otras como enemigo, y en no pocas ocasiones de las que desempeñó este rol último llevó lo suyo...
Como curiosidad, el gallardete fino que enarbola en la foto es conocido como el " paying-off pennant", propio de los buques que causan baja en la Marina británica. Este gallardete debe tener al menos la eslora del buque que lo iza y honra el número de años de servicio prestados en la marina.

Los ingleses, la Gran Armada y el fair play...

Los ingleses han sido siempre unos enconados enemigos en la mar, pero son nobles y como tal suelen homenajear a sus enemigos en la derrota. Un caso particular se da en Fair island, una pequeña isla semihelada en la frontera entre las Shetland y las Orcadas donde fue a naufragar el Gran Grifón, uno de los galeones españoles enviados al combate. A resultas de su estancia en la isla dejó un pequeño cementerio con 50 tumbas que los escoceses se encargan de mantener limpias y decentes.

  Y no es un caso aislado, pasa también en otros puntos de la costa inglesa

 

La oración irlandesa por los náufragos de la Arma

 

Delfines, el mejor amigo del hombre... y del perro!
Delfines, el mejor amigo del hombre... y del perro!

Sorteo de Lotería Nacional en la ENM

Como uno más de los actos programados con motivo del tricentenario del establecimiento en Cádiz del Real Colegio de Guardiamarinas, ayer se celebró en el casino de alumnos de la Escuela Naval el sorteo semanal de la Lotería Nacional. Para tan especial acontecimiento, el comandante Directos de la ENM invitó a la alcaldesa de Marín y abrió la puertas del casino a todos aquellos que quisieran celebrarlo con ellos en la Escuela. Como curiosidad el número ganador fue el 40590

Bebé a bordo

Sabido es que con la llegada del verano las aves que emigraron a África buscando sus suaves temperaturas invernales cruzan el Mediterráneo de regreso a Europa una vez que han pasado los fríos que las hicieron emigrar, sin embargo, coincidiendo con la llegada del equinocio de primavera, la que se presentó de manera inesperada a bordo de la fragata "Canarias" fue la cigüeña.
Ocurrió en tránsito al puerto de Mesina, en Italia, en pleno desempeño de la Operación "Sofía" de apoyo emigrantes. Después de varias operaciones de rescate frente a las cosas de Libia, una mujer nigeriana dio luz a bordo a un bebé al que se puso de nombre Enmanuel. Entre los 638 desgraciados rescatados del mar, la mandre de Enmanuel era sólo una de las 9 embarazadas a bordo de la fragata.
El parto se ha desarrollado con normalidad sin que surgiera ninguna complicación y fue atendido por los médicos a bordo. 
Tanto el bebé, que ha pesado al nacer 2,2 kg y ha medido 50 cm, como la madre, se encuentran en perfectas condiciones, esperando llegar a puerto y ser trasladados a un hospital.
A petición de la madre, de religión católica, y aprovechando la presencia de un padre capellán a bordo, el niño ha sido bautizado en la “Canarias”, siendo su padrino de bautismo el médico del barco que asistió el nacimiento.
Con esta acción son ya 1451 los inmigrantes rescatados y tres traficantes puestos a disposición judicial italiana, en los dos meses que lleva la fragata española desplegada en la misión.
El suceso recuerda a lo sucedido en aguas de Haití hace siete años tras el terrible terremoto que asoló la isla, cuando a bordo del Castilla nacieron tres bebés, el primero de ellos bautizado con Jean Luis Castilla.

Blas de Lezo, el Rey y un exalcalde de mano blanda

El negocio de la neopiratería

Encuentran el buque "Terror"

Algunos de los que leéis estas líneas habéis escuchado en una de las conferencias que más me gusta dar y que lleva por título "La leyenda del Paso del Noroeste" como la última expedición que se perdió en busca del Paso, la del capitán de navío británico John Franklin, que dio paso a su vez a docenas de expediciones de rescate que buscaron los restos de esta expedición legendaria, en la que desaparecieron los dos barcos que la formaban, el Erebus y el Terror, y los 134 hombres que la componían.Con el paso del tiempo, la sofisticación técnica y el deshielo permitieron encontrar algunos restos, y en 2014 apareció el Erebus, hundido a buena profundidad.
Pues bien, ahora acaba de aparecer el Terror en un estado bastante presentable, y entre su carga pueden verse aún las latas de conservas (primera expedición que utilizó alimentos enlatados), que bien pudieran haber sido la causantes de la muerte de muchos tripulantes, pues al calentarlas se vertía sobre los alimentos el plomo usado para cerrarlas, hasta límites intolerables para el cuerpo humano.
Os dejo un enlace (en inglés, pero con película submarina) al descubrimiento del barco. La foto se corresponde con una de las diapositivas de la conferencia. Lo que se ve en ella es un documento encontrado debajo de unas piedras en el que primero escribieron lo que había pasado con la expedición, y más tarde, en los márgenes, la muerte del comandante. Lo otro es un monumento a la expedición y una foto del Erebus en el fondo del mar.

 

 
 

Incidente con el Donald Cook

El “incidente” ha sido comentado en varios medios de comunicación como algo aparentemente inocuo, sin embargo el Departamento de Defensa de los EE.UU. está seriamente preocupado.

El “incidente” se refiere al encuentro del crucero “Donald Cook” (uno de las cuatro unidades navales norteamericanas estacionadas en Rota para la defensa antimisiles de Europa) con un avión de combate ruso Su-24, que no llevaba armamento, pero sí un sistema de Guerra Electrónica “Jibiny”que bloqueó el sistema de combate Aegis del crucero.

El “Jibiny” del Su-24, dejó fuera de servicio los radares, circuitos de control y sistemas de trasmisión de información del “Donald Cook”, simulando a continuación un ataque de misiles al crucero norteamericano que este no pudo repeler por haber quedado completamente ciego desde un punto de vista electrónico. La acción se repitió más de 12 veces con idéntico resultado en todas ellas.

A continuación el “Donald Cook” entró en un puerto rumano y no volvió a dirigirse a las proximidades de aguas de soberanía rusa.

Como el resto de cruceros de su clase, el “Donald Cook” está equipado con el sistema de combate de última generación Aegis, un sistema integrado que conecta entre sí los medios de defensa antimisiles de todos los barcos en los que está instalado creando una red general que permite controlar y atacar cientos de objetivos al mismo tiempo. Dispone igualmente de 4 enormes radares universales de antena de una potencia similar a la de varias estaciones de radar. Además de los misiles Tomahawk, en sus lanzaderas de proa y popa figura medio centenar de misiles antiaéreos guiados de distintas clases.

Homenaje a tres marinos caídos en Cuba

 

En Norfolk, Virginia, la Armada española celebró un homenaje ante las sepulturas del marinero José Charlín Bouza y del soldado de Infantería de Marina Jaime Doltre Folguers, de la dotación del crucero acorazado "Oquendo" y del marinero José García López, del crucero "Colón", pertenecientes a la escuadra del Almirante Cervera. Fallecieron estando prisioneros tras ser recogidos por buques de la US. Navy.

El acto fue presidido por el Comandante de la Fragata Cristóbal Colón, CF. Ignacio Cuartero Lorenzo, que estuvo acompañado por representantes de la Armada y de la US. Navy.

La Cristóbal Colón se encontraba en la Base Naval de Norfolk para realizar las Pruebas de certificación de su sistemas de combate.

Centinelas del mar de Alborán

El paso de los años lleva las cosas que nos han sucedido en nuestras vidas a su justa medida, y así encontramos que historias que nos parecieron importantes en su día, ahora no nos lo parecen tanto, mientras que otras que parecían nimias, con los años pensamos que tenían más peso de lo que aparentaban.
Durante mis años de piloto en activo, solían destacarnos, por riguroso orden de comisión, como comandantes de la isla de Alborán; un destacamento militar compuesto por una media de 35 hombres a saber: 15 soldados de Infantería de Marina, otros tantos marineros, cuatro mandos subalternos entre suboficiales y cabos, y el comandante.
La razón del destacamento militar no iba más allá de la simple presencia, pues según se decía, años atrás algún navegante, al encontrar la isla desierta, quiso tomar posesión de ella en nombre de su gobierno. 
En cualquier caso cada uno apuraba las horas como podía, aunque sin renunciar a algunos actos de índole militar, como podían ser, entre otros, el izado y arriado de bandera a las 8 de la mañana y al ocaso respectivamente. Para ello formábamos frente al mástil y saludábamos el subir y el bajar de la bandera, en este último caso, antes de proceder a la tradicional oración marinera que se reza en todos los barcos en la mar.
Y ahí es donde voy. En la base del mástil a alguien se le había ocurrido situar una placa de mármol en memoria de 3 pilotos fallecidos en accidente de aviación que previamente habían sido comandantes de la isla. Leer y releer la placa con el nombre de aquellos tres pilotos mientras subía o bajaba la bandera se convirtió en un acto más, simple y rutinario.
Ahora no. Ahora, al recordarlo, siento que en ese momento en la isla no éramos 35, sino 38, y que ellos nos acompañaban cada noche alrededor de la bandera. Si esa placa hubiera estado en cualquier otro sitio, quizás no los hubiéramos recordado cada noche con tanta intensidad, pero leer y releer sus nombres al atardecer mientras nuestros labios susurraban la letra de la oración, de alguna manera los convocaba a nuestro lado.
En fin, sólo quería invitaros a recordarlos.

Tú que dispones de viento y mar, haces la calma, la tempestad, ten de nosotros Señor piedad, piedad Señor, Señor piedad.
Buenas noches.

Chorreando adrenalina
Siéntete a los mandos de un F-18 con un SAM buscando el calor de tu turbina

Tutankhamón la maldición que no cesa

 

La Marina Británica está investigando el hallazgo de un submarino propio por el buceador italiano Massimo Bondone. El submarino se perdió en diciembre de 1942 en la costa noroeste de Cerdeña y se le dio por desaparecido después de que dejara de enviar los correspondientes partes. El P 311, destinado a ser bautizado como “Tutankamón” en cuanto las autoridades navales británicas tuvieran tiempo para ello, participaba en la “operación Principle” consistente en el ataque de fuerzas italianas en el Mediterráneo. El submarino ha sido encontrado a 80 metros de profundidad cerca de la isla Tavolara, donde debió tocar con una mina que lo arrastró al fondo. La situación en que se han hallado los cadáveres de sus 71 tripulantes sugiere una muerte lenta y horrible mientras el submarino iba perdiendo poco a poco el aire respirable. No hubo supervivientes. Descansen en paz.

El extraño incidente del "Donald Cook"

El “incidente” ha sido comentado en varios medios de comunicación como algo aparentemente inocuo, sin embargo el Departamento de Defensa de los EE.UU. está seriamente preocupado.

El “incidente” se refiere al encuentro del crucero “Donald Cook” (uno de las cuatro unidades navales norteamericanas estacionadas en Rota para la defensa antimisiles de Europa) con un avión de combate ruso Su-24, que no llevaba armamento, pero sí un sistema de Guerra Electrónica “Jibiny” que bloqueó el sistema de combate Aegis del crucero.

El “Jibiny” del Su-24, dejó fuera de servicio los radares, circuitos de control y sistemas de trasmisión de información del “Donald Cook”, simulando a continuación un ataque de misiles al crucero norteamericano que este no pudo repeler por haber quedado completamente ciego desde un punto de vista electrónico. La acción se repitió más de 12 veces con idéntico resultado en todas ellas.

A continuación el “Donald Cook” entró en un puerto rumano y no volvió a dirigirse a las proximidades de aguas de soberanía rusa.

Como el resto de cruceros de su clase, el “Donald Cook” está equipado con el sistema de combate de última generación Aegis, un sistema integrado que conecta entre sí los medios de defensa antimisiles de todos los barcos en los que está instalado creando una red general que permite controlar y atacar cientos de objetivos al mismo tiempo. Dispone igualmente de 4 enormes radares universales de antena de una potencia similar a la de varias estaciones de radar. Además de los misiles Tomahawk, en sus lanzaderas de proa y popa figura medio centenar de misiles antiaéreos guiados de distintas clases.

El submarino que surgió del frío...

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

14.11 | 12:31

Mi querido amigo muchas gracias por su libro que leeré con mucha atención Si Vd. me manda unas señas de correo le mandare La Batalla del Estrecho C. Vara

...
20.10 | 22:05

Buenas noches, Luís, acabo de ver la nota en tuiter sobre tu conferencia en Palma. Quién hubiera podido ir a oírte. Un abrazo.

...
07.10 | 06:18

Muchas gracias Eduardo. Fue un placer saludarte y ponerte cara. Un abrazo

...
06.10 | 23:10

Fantástica conferencia en el Club Náutico Sancti Petri, que ha llevado a los asistentes, con su palabra, a "ver" la vida y obra de D. Blas de Lezo. Felicidades!

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO