La verdad del ataque al Invencible

I Introducción.

El día 30 de mayo de 1982 quedará como un hito en la historia de la aviación mundial, pues en esa fecha se llevó a cabo una de las misiones aéreas más arriesgadas y audaces de todos los tiempos, una misión considerada la más significativa en su tipo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Muchas versiones se han escrito sobre qué fue lo que ocurrió realmente con el portaaviones Invincible en la guerra de Las Malvinas, sobre la veracidad del ataque argentino y la posibilidad de que el portaaviones británico resultase dañado seriamente.

La Fuerza Aérea Argentina asegura que el buque fue atacado y dañado severamente. Sin embargo, Gran Bretaña aún no ha reconocido dicho ataque e intenta demostrar que no sucedió con testimonios que no concuerdan entre sí.

Por otra parte, el testimonio de los pilotos intervinientes tampoco ha resultado nunca demasiado esclarecedor. A continuación se expone la verdad sobre lo sucedido: que el ataque existió y cómo se desarrolló y culminó. Para finalizar se exponen también las diferentes versiones inglesas.

El relato que se ofrece a continuación refleja el testimonio de los dos pilotos supervivientes de la Fuerza Aérea  y el de los pilotos navales de los Sue (Super Etendard) que condujeron a sus compañeros al ataque.

II La "Operación Invencible"

   El día 29 de mayo de 1982, la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque recibió la orden de preparar una misión contra un blanco situado 80 millas al Este de Malvinas, exactamente en el radial 090°. Se pensaba que allí se encontraba el "Invincible". Un compromiso operativo impedía a los británicos alejar los portaaviones más allá de las 100 millas de las zonas de combate, ya que el radio de acción del Harrier no superaba esa distancia.

   Después del hundimiento del "Atlantic Conveyor", quedaba sólo un Exocet AM-39. La oportunidad, está vez era para la pareja formada por el Capitán de Corbeta Alejandro Francisco y el Teniente de Navío Luis Collavino que dedicaron la mañana del 29 a preparar la misión con la ayuda del resto de la escuadrilla. En primer lugar, se discutió la hora del ataque y teniendo en cuenta que hasta ese momento los SuE habían operado siempre al atardecer, decidieron buscar la sorpresa con una hora atípica, preferentemente por la mañana o hacia el mediodía. En segundo lugar, y para poder hacer un arco y alcanzar el blanco por el Este, cosa completamente inesperada por parte de los ingleses, tendrían que realizar un doble abastecimiento en vuelo. Si en la segunda oportunidad surgían inconvenientes, los aviones podrían regresar a su base, aunque sin cumplir la misión, y desde luego no hubiera sido la primera vez que surgieran problemas a la hora del AAR, acrónimo de la maniobra de abastecimiento de combustible en el aire.

  Para evitar la detección de los Hércules por parte de algún picket enemigo y que este diera la alarma ante la evidencia de una operación de abastecimiento que les hiciera pensar en un ataque desde el Este, se solicitó que los tanques no realizaran una ruta directa desde Río Gallegos hasta el punto de encuentro con los SuE, sino que se pegaran al continente y luego siguieran una ruta casi idéntica a la de los aviones atacantes.

   Hacia las 11 todo estaba listo. En cuanto recibieran la confirmación de la hora de Rendez vous con los Hércules, los aviones atacantes despegarían sin dilación.

   En la sala de alerta Francisco y Collavino esperaban el momento de la partida, sin embargo, la misión fue abortada cuando se vio que había demasiados detalles sin coordinar para un ataque tan sumamente complejo que implicaba coordinación muy detallada. Necesitaban más tiempo, pues había que compatibilizar perfiles de vuelo de aviones diferentes, y además se vio que hacía falta disponer de otro avión tanque para el doble abastecimiento en el aire.

   A partir de ese momento los pilotos comenzaron a ajustar los detalles que implicaba la participación de cuatro cazabombarderos A-4C "Skyhawk" de la Fuerza Aérea. El ataque se llevaría a cabo al día siguiente.

   Durante una reunión que se había realizado durante la mañana del día 29, en San Julián, el Comandante del Escuadrón de los A-4C de la Fuerza Aérea reunió en su despacho a los jefes de las distintas escuadrillas para darles a conocer la existencia de la misión contra el portaaviones británico. En esencia, después del lanzamiento del único misil Exocet por parte de los SuE, los cuatro “Skyhawk” se lanzarían sobre el blanco para tratar de bombardearlo después de penetrar la barrera defensiva que suelen formar los buques de escolta que protegen a un portaaviones. El riesgo desde luego era muy alto ya que el ataque tendría que llevarse a cabo en aguas abiertas, donde la falta de obstáculos concedía a los ingleses una capacidad de detección sin fisuras y los sistemas de armas tendrían tiempo sobrado para reaccionar eficazmente al ataque. Cuando el Comandante finalizó su exposición se hizo un breve silencio sin que ninguno de los presentes pudiese ocultar la emoción. Aquel atardecer cuando se reuniesen en esa misma sala para analizar el ataque, faltarían algunos de los compañeros que en ese momento se arremolinaban alrededor de la mesa de mapas. En ese momento el comandante pidió voluntarios para la misión y de nuevo el silencio se adueñó de la sala de mapas.

- Señor, solicito autorización para participar.

  El Primer Teniente Ernesto Rubén Ureta se había puesto de pie, gesto que fue replicado de inmediato por su compañero José Vázquez.

- Señor yo también quiero ir.

- Bien - respondió el Comandante - Ustedes designarán a los otros dos pilotos.

  Así lo hicieron y entre los restantes oficiales del escuadrón, eligieron al Primer Teniente Omar Jesús Castillo y al Alférez Gerardo Guillermo Isaac…

 

III Rumbo al combate

   El domingo 30 amaneció como era habitual en Río Grande: nublado, muy frío y con una fina capa de escarcha cubriéndolo todo. La sala de alerta de la base registraba una actividad frenética desde muy temprano. Francisco, Collavino y prácticamente el resto de la escuadrilla se reunieron con los pilotos de la Fuerza Aérea que habrían de participar en la misión conjunta. Juntos realizaron la coordinación final, dejando sentada la trascendencia de la discreción y acomodando el perfil de vuelo de los A-4C al de los SuE.

   - ¿Qué harán si alguno de sus aviones regresa debido a una avería? - le preguntó Francisco a Vázquez, que era el líder de la escuadrilla de la Fuerza Aérea.

   - En ese caso continuarán los otros tres.

   Francisco volvió a preguntar:
   - ¿Y si un segundo avión también tiene que regresar?

   - Seguirán los otros dos. Por nuestra parte sólo se abortará la misión si llegaran a fallar tres aviones. Con un solo aparato la misión no tendría ningún sentido.

   Por un momento todos permanecieron en silencio. Si las características del ataque lo hacían muy arriesgado para los SuE, más lo era para los pilotos de los A-4C que, si bien eran voluntarios, no desconocían el tremendo riesgo que corrían. La orden era atacar el blanco en el que impactara el Exocet, fuese cual fuese, ya que se suponía que sería un blanco más indefenso y vulnerable que cualquier otro con sus defensas intactas, y por otra parte era la única manera de aumentar las posibilidades de hundir al "Invincible", siempre que el portaaviones terminara siendo el blanco del misil.

   Veinte minutos después del mediodía Francisco recibió la autorización de la torre de control de Río Grande. Un poco más atrás y a su derecha, Collavino esperaba que su líder despegara primero, para hacerlo él después. Francisco aceleró hasta un ochenta por ciento de la potencia de la turbina, soltó los frenos y el SuE, con el último Exocet AM-39 disponible suspendido del ala derecha, comenzó su carrera de despegue.

   Aproximadamente unos cinco minutos después, uno tras otro los cuatro “Skyhawk” fueron despegando. Como los SuE, ascendieron a doce mil pies y pusieron rumbo Sudeste...

 

 

IV El ataque

  Después de volar durante cincuenta minutos con meteorología favorable, los SuE alcanzaron el punto de Rendez Vous donde los estaban esperando los dos Hércules de reabastecimiento, completando todos los aviones la carga de combustible sin ningún inconveniente.

   Una de las novedades de la misión era que los seis aparatos volarían junto a los Hércules durante 300 kilómetros para reabastecerse conforme fuera necesario y extender de esa forma el radio de acción todo lo posible y poder efectuar el ataque a los ingleses desde una demora inesperada. La maniobra se realizó según lo previsto.

   Una vez a tope de combustible los aparatos se alejaron de los Hércules y adoptaron la formación de ataque: una pareja de Skyhawk detrás de cada SuE, separados cada grupo a una milla de distancia, comenzando entonces la fase de descenso una vez completado el rodeo al grupo naval de los ingleses; casi sin darse cuenta se encontraron volando a ras de las olas sobre un mar encrespado que lanzaba su furia sobre los parabrisas de los aviones en forma de gotas de agua que dejaban pequeñas costras de sal sobre los cristales. La disciplina del silencio radio más absoluto se imponía por encima de cualquier otra consideración.

   Francisco consultó la carta, que llevaba doblada en el piernógrafo sobre la rodilla derecha: según los cálculos y la información recibida el portaaviones debía encontrarse a unas doscientas millas náuticas de distancia. Mientras tanto, los chubascos eran tan intensos que saturaban y emborronaban la pantalla del radar, de modo que al llegar a la distancia de decisión, los SuE se vieron obligados a remontar para emitir con los radares para de ese modo poder discriminar los ecos, que encontraron que eran muchos y muy dispersos. De inmediato descendieron y continuaron con el vuelo rasante.

   Unas millas más adelante treparon nuevamente y volvieron a emitir. Collavino acercó el rostro a la pantalla para distinguir mejor: un eco sobresalía claramente en tamaño de los demás. En ese instante, escuchó en su auricular la voz de Francisco:

  - ¡Lo tengo, lo tengo enganchado!

   Era el mismo eco que aparecía en su radar y Collavino gritó entusiasmado:

   - ¡Yo también lo tengo enganchado! ¡Treinta millas al frente! ¡Justo por la proa!

   - ¡Lanzo misil! – exclamó Francisco entusiasmado- Y apretó el botón de disparo, sintiendo como se sacudía el avión.

   Collavino y los pilotos de los Skyhawk observaron como el misil se desprendía del SuE, se desplomó dos o tres metros y cuando parecía que iba a chocar contra el agua, encendió su motor y comenzó a volar estabilizado a ras del agua, dejando tras de sí una estela de humo blanco. De inmediato, los dos aviones navales viraron a la izquierda y se alejaron para regresar a la base.

   Lanzado a unas 24 millas náuticas del blanco, el Exocet tardaría aproximadamente 109 segundos en alcanzar el objetivo y aproximadamente unos treinta segundo después, los A-4C estarían sobre el mismo blanco, aunque no tendrían a su favor el factor sorpresa del que habían disfrutado los SuE.

   Por su parte los cuatro Skyhawk habían siguieron la estela del Exocet en su camino hacia el blanco hasta perderlo de vista. Vázquez, que era el líder de la escuadrilla, hizo una seña a sus compañeros para que cerraran la formación.

   Los aparatos, configurados con tres bombas de 250 kilos cada uno, se lanzaron velozmente sobre el objetivo en un vuelo tan rasante que apenas los separaban doce metros del agua. De pronto, una mancha oscura y borrosa por el efecto de la bruma surgió frente a ellos. No había dudas ahí estaba, inexplicablemente solo, sin escoltas ni buques cercanos. Había llegado el momento de verse frente a frente con uno de los buques más buscados de la Task Force.

   Poco a poco, la figura inconfundible del portaaviones se fue haciendo más clara: la cubierta ligeramente curvada hacia arriba en el sector de la proa y la isla levantándose sobre el costado de estribor. El barco navegaba a muy poca velocidad. Algo les llamó la atención: desde la base de la isla salía una densa columna de humo cuyo tamaño iba en aumento.

  Rápidamente se dieron cuenta que era la prueba de que el Exocet había impactado. El humo negro salía desde el centro de la superestructura y por debajo de la pista de vuelo, como si el misil hubiera hecho impacto entre la línea de flotación y la cubierta. No parecía haber fuego pues no se veían llamas, pero la isla despedía negros borbotones de humo.

  Cuando los pilotos llegaron a unas siete millas náuticas del blanco, elevaron al máximo la potencia de los motores y se prepararon para la aproximación final. A la izquierda volaban Vázquez y Castillo y a la derecha, Ureta e Isaac. En ese momento, un misil que nadie vio llegar, impactó en el avión de Vázquez, que estalló a cinco millas del blanco.

   Tratando de dominar la angustia y la impresión que les había causado la inesperada muerte de su líder, los tres pilotos continuaron con su vuelo. El blanco estaba a poco más de una milla. Ya casi lo iban a sobrevolar  para descargar las bombas cuando una nueva explosión los sorprendió, era el avión de Castillo que también se desintegró en el aire. Ureta e Isaac apretaron las mandíbulas y asieron los controles con fuerza para no verse sacudidos con la onda expansiva. Los misiles disparados desde algún buque en el sector oeste impactaron en los dos aviones que volaban a la izquierda de la formación.

   Ureta apretó con rabia el disparador de sus cañones y levantó su avión, lanzando la carga y cruzando al portaaviones de popa a proa, en un ángulo de 30° respecto del eje de la nave. Por su parte, Isaac tiró también con sus cañones, arrojó las bombas y cruzó a la nave cuando ésta estaba totalmente cubierta de humo. Para evitar llevarse por delante la torre, giró hacia la derecha y pegándose al agua comenzó a efectuar maniobras evasivas mientras tomaba el rumbo de escape.A medida que se alejaba, pudo observar que el portaaviones había quedado totalmente oculto detrás de capas de humo negro.

  Así, volaron, separados, durante unos kilómetros, a ras de las olas y en absoluto silencio radio. A lo lejos, un poco a su derecha, Isaac vio un punto que se agrandaba rápidamente, era el avión de Ureta que lo había visto y estaba reduciendo su velocidad.

   - Isaac vamos a la nodriza - dijo refiriéndose al avión tanque.

   - Sí, señor, comprendido.


V Resultados

  Las palabras estaban de más. Habían logrado llegar hasta el portaaviones, impactado en él y volaban de regreso a casa destilando adrenalina por todos los poros de la piel, aunque la pérdida de dos amigos de una forma tan traumática y ante sus ojos les había puesto un nudo en el estómago que quizás no terminaría de deshacerse nunca. Aproximadamente a 40 millas del punto de encuentro con el Hércules los dos Skyhawk ascendieron abandonando la navegación rasante.

   Los dos KC-130 aguardaban en el lugar convenido a unos cinco mil metros de altura. Uno de los miembros de la tripulación del tanker,  intrigado por saber el resultado de la misión, interrogó a Isaac con un gesto:

  -¡Lo hicimos mierda! –respondió este vehemente y orgulloso.

   Después de cargar combustible los Skyhawk pusieron rumbo a Río Grande. Hacía tres horas que habían despegado y todavía les quedaba otra hora de vuelo hasta llegar a casa.

   Ureta fue el primero en aterrizar y segundos después lo hizo Isaac. Entre los pilotos que los esperaban en tierra se encontraban Francisco y Collavino, que sintieron la muerte de Vázquez y de Castillo como si hubieran sido compañeros de toda la vida.

   Nada más descender de los aviones Ureta e Isaac se abrazaron llorando a algunos camaradas, librando de esa forma la tensión acumulada. Lentamente fueron caminando hacia la sala de operaciones de la base donde brindaron por separado un detallado informe del ataque. De acuerdo con los datos que fueron aportando, se efectuó un análisis de la silueta de los buques ingleses, de esa manera describieron la salida del Exocet, la silueta del blanco y el humo originado en este, hasta alcanzar la certeza de que se trataba del impacto del misil.

   Ureta explicó que había cruzado a la nave desde la popa hasta la amura de estribor, afirmando que logró algunos impactos con sus disparos. Con suma exactitud describió al portaaviones, sus dos chimeneas, su enorme isla, la distancia de separación de ésta con respecto al eje central del buque, los radomos de color claro, la popa chata. Todo coincidía y apuntaba a que se trataba del Invincible y no del Hermes.

   La información que brindó Isaac fue similar a la de Ureta y cuando le mostraron una serie de siluetas de distintos barcos, no tuvo ninguna duda:

  -Este es el que atacamos -expresó refiriéndose al Invincible.

   Al día siguiente de la misión se efectuó el control del PAC de Harrier que se venía haciendo desde los primeros días del conflicto con el radar de Malvinas y contra lo habitual, se vio que la actividad aérea británica había disminuido considerablemente.

VI Las versiones.

Versión Argentina

  Los argentinos coincidieron desde el principio en que un misil Exocet pareció impactar en el portaaviones, lo mismo que tres bombas de 250 kilos, dos de las cuales penetraron en el buque causando diferentes daños y un incendio en el hangar, aunque la tercera de las bombas no explotó.

  Por su parte, con el paso de los días, los ingleses han venido sosteniendo hasta cuatro versiones distintas:


Versión 1 (1 de junio 1982):

  “El Ministerio de Guerra Británico informa que los aviadores argentinos han atacado al casco del Atlantic Conveyor, y no al portaaviones.”
Este mismo informe dijo que en el ataque al portacontenedores fue derribado un avión argentino.

Versión 2 (3 de junio 1982):

  Al desmentir la versión anterior, se informó que el buque atacado no fue el Atlantic Conveyor, sino la Avenger y que esta fragata había derribado dos aviones argentinos con el sistema de Sea Dart. Un fallo notable de la oficina de información pública, ya que la fragata Avenger no contaba con dicho sistema de misiles.

Versión 3 (extraída del libro "La Batalla por las Malvinas" de Hastings y Jenkins 1983): 

  "El 30 de mayo el grupo de combate repelió otro ataque aéreo con Exocet gracias a la defensa con el cañón de 4,5 pulgadas cuarenta y cinco segundos después de la alarma."
Esta información no hacía mención al Invincible excepto para decir que el ataque pareció buscar al portaaviones.

Versión 4 (la versión oficial inglesa):

  “Dos A-4C Skyhawks de la Fuerza Aérea Argentina fueron derribados al este de la isla Soledad por el sistema de misiles Sea Dart disparados por el HMS Exeter; y es posible que el cañón de 4,5 pulgadas del HMS Avenger haya conseguido algún impacto en otro avión. El Exocet lanzado previamente por los SuE de la Marina podría haber impactado en el casco del Atlantic Conveyor o ser derribado por el sistema antimisiles del Avenger, y los pilotos podrían haber confundido la silueta del Invincible, con el casco del Atlantic Conveyor.”

   Estos datos han sido extraídos de la página oficial de la Royal Navy y del libro Falklands, the air war.

VII ¿Fue alcanzado el Invincible?


  
Resulta difícil asegurar si el Invincible fue alcanzado o no y con qué gravedad, ya que la palabra de los pilotos argentinos no coincide con la de los ingleses, y aunque las imágenes obtenidas del buque una vez concluida la guerra mueven a pensar que no sufrió daños, es cierto que el barco estuvo literalmente desaparecido durante algunas semanas en las que podrían haberse reparado los posibles daños de cara al exitoso regreso del buque a Inglaterra, lo que nos conduce a una pregunta que da sentido a lo manifestado hasta el momento  ¿Mintieron los pilotos de la Fuerza Aérea Argentina y los ingleses disimularon las evidencias o por el contrario las armas argentinas nunca alcanzaron al coloso británico?

   Empecemos, pues haciéndonos otra pregunta. ¿Qué pasó con el buque después del ataque?

   Para analizar qué fue lo que le pasó al buque tras el supuesto ataque argentino hace falta destacar la gravedad del impacto de cada proyectil que, siempre según la versión argentina, los pilotos arrojaron sobre el buque.


   "Viendo la poca eficacia de sus armas, con el transcursode la guerra los técnicos argentinos estudiaron nuevos modelos de armas y modificaron sus bombas y espoletas, desarrollando, ensayando, y fabricando con la Industria Argentina nuevos retardos, detonadores y piezas mecánicas a ritmo febril.

Al cabo de 15 días, se entregaron a la unidades de combate nuevas bombas que se emplearon por primera vez el día 25 de mayo, en el HMS Coventry, el cual desapareció instantáneamente de la superficie ante el impacto de tres de ellas. Su empleo se repitió con el "Sir Galahad" (hundido), el "Sir Tristan" (hundido) y la Fragata "Plymouth" (inutilizada). También se atacó al Invincible. Por fin los impactos de las bombas argentinas en los buques ingleses significaban su destrucción o los dejaban fuera de combate." (Fuente: Halcones sobre Malvinas)

  
El portaaviones no solo habría recibido el impacto de tres de esas poderosas bombas, sino que también sufrió el de un misil Exocet. Este misil hundió o inutilizó seriamente a los blancos ingleses cada vez que fue lanzado durante el conflicto, aunque hay que recordar que en alguna ocasión fueron desviados mediante el uso del chaf haciendo blanco en otros objetivos distintos de los elegidos.

   "Tras el ataque al portaaviones, el radar argentino ubicado en Malvinas detectó una gran actividad de helicópteros británicos que se dirigían al este de la isla Soledad. Al mismo tiempo los aviones del Invincible se elevaron a doce mil metros de altura con el fin de ahorrar combustible para más tarde aterrizar en San Carlos, donde las tropas británicas se habían establecido el 21 de mayo." (Fuente: La Guerra Inaudita II)

   Al leer ese fragmento del libro del Comodoro Moro, cabe preguntarse por qué los Harriers no se enteraron del ataque, ya que hubieran podido defender al portaaviones con sus misiles Sidewinder. ¿Cómo es posible que la única arma de defensa del portaaviones no actuara aquella tarde contra los aviones argentinos? Los Harriers eran muy superiores a los A4C de la FAA. Tampoco se ha respondido nunca la pregunta de por qué el general Moore, que había dirigido todas las operaciones en tierra desde el Invincible hasta el momento del ataque, trasladó su estado mayor a San Carlos después del ataque argentino.

   Existe también un testimonio de un soldado británico que es muy sospechoso. Se trata de Ana Gerschenson, quien cambió de sexo años después de terminada la guerra. En el año 1982, se destacaba como enfermero del Invincible. El artículo del diario dice (diario Clarín, 20/11/02): "El marinero transexual aseguró haber sufrido un trauma por haber tenido que tratar "terribles heridas" en la enfermería del Invincible, supuestamente debidas a los  ataques de los aviones argentinos durante los días del conflicto."

   Otro dato que da que pensar es el regreso a Portsmouth del HMS Invincible después de las hostilidades el día 17 de septiembre de 1982, tras 166 días en alta mar, cuando el resto de unidades navales lo hicieron entre junio y agosto. ¿Dónde estuvo? ¿Qué estuvo haciendo?

VIII Conclusiones

Esto es un entusiasta trabajo recopilatorio recogido por mi querido amigo Alejandro Bertocchi que muestra detalladamente como se desarrolló el ataque argentino desde el aire y las posibles consecuencias sufridas a bordo del Invencible.

Tras analizar las versiones inglesa y argentina es obvio que no son comparables por diametralmente opuestas, aunque ambas presentan lagunas en forma de escasez de información o de falta de concordancia. En mi opinión ninguna versión es enteramente creíble. Tal vez una vez que pasen los 90 años pactados el secreto pueda dejar de serlo, sólo entonces podremos saber si el buque sufrió daños severos y, en caso afirmativo, las razones por las que las autoridades británicas han mantenido durante más de 24 años tanta indiferencia y hermetismo con lo sucedido el día 30 de mayo de 1982.

Sería interesante reunir a los pilotos de la Fuerza Aérea y a los protagonistas ingleses para que cuentan al mundo de una vez por todas la verdad de lo acontecido en un intento por llegar a la verdad, aunque sólo fuera a beneficio de la memoria de los combatientes que allí quedaron.

En cualquier caso siempre nos quedará la audacia con que los pilotos argentinos se enfrentaron a las fuerzas enemigas, netamente superiores en capacidades, lo que demostraron derribando a pocos kilómetros del objetivo a dos bravos pilotos caídos en el cumplimiento de su deber. El solo hecho de realizar con éxito los reabastecimientos con los Hércules y que la Fuerza Aérea y la Armada fueran capaces de operar conjuntamente en una misión tan arriesgada merece recordar esta gran operación que ha quedado para los anales de la historia de la aviación.

Argentina era un país con pocas posibilidades de victoria debido a las grandes diferencias tecnológicas con el Reino Unido, sin embargo sus militares obedecieron la orden de enfrentarse a una de las flotas más poderosas del momento hundiendo un total de ocho buques de gran tonelaje (uno por cada semana de combate). En cualquier caso descansen en paz los soldados caídos en uno y otro bando.

Aportaciones posteriores

Desde Argentina, el señor Ramiro Galand hace una aportación con mucho sentido común y que agradezco profundamente:

Hola. A continuacion aporto material que no he leido en el informe sobre el ataque al hms invincible de tu pagina, y que creo, puedes postear en la misma

mi intención como argentino, no es imponerme con lo que te acerco, porque No estuve en ese ataque y tampoco tengo la verdad absoluta. 

Como dicen en muchos lugares, la verdad solo la saben los ingleses

 

en el informe de tu pagina menciona:

"Así lo hicieron y entre los restantes oficiales del escuadrón, eligieron al Primer Teniente Omar Jesús Castillo y al Alférez Gerardo Guillermo Isaac…"

esto no es asi, ya que Castillo y Vazquez, designaron a Isaac y Ureta respectivamente

 

Los ingleses no se esperaban que el ataque viniera desde el lugar por donde aparecieron los skyhawk...

Ese dia, varias pacs de la dotacion del invencible estaban llevando a cabo ataques en el aeropuerto de puerto argentino, por lo que, cuando llegaron al invencible se les ordeno elevarse a 12.000 mts para ahorrar combustible y luego dirigirse a una pista de alternativa armada con planchas de aluminio, y montada en el puerto de san carlos donde los ingleses ya tenian la cabecera de playa asegurada.

Los ingleses habian montado un sistema de alerta temprana abordo de un helicoptero que les permitia intervenir la computadora del misil justo cuando esta se activaba para buscar el blanco asignado en una primera instancia (o sea, antes de ser lanzado) de hecho, despues del ataque a la hms sheffield, los ingleses se pusieron a trabajar en todo tipo de medidas para poder hacer frente a la amenaza exocet.

aqui tienes un informe al respecto:

http://www.taringa.net/posts/info/16326848/Las-acciones-britanicas-contra-los-exocet.html
es interesante que lo leas porque asi puedes enterarte de muchas cosas....

 

El soldado britanico que mencionas en tu web, no es  Ana Gerschenson, es Linda Cash, conocido como Bryan Wolling antes de cambiarse de sexo, trabajando como enfermero abordo del Invencible....(años mas tarde, cuando la RN se entero de esto, lo echaron y este hombre/mujer les hizo un juicio el cual gano)

 

Como si fuera poco, otro testigo de este ataque es el mismísimo principe Andres, quien en ese momento del ataque estaba jugando al cubo rubik con un compañero y terminaron de descifrar el juego cuando el ataque habia empezado, poniendose a cubierto y con el cubo entre sus manos..

a la llegada del principe a inglaterra, solo a M Thatcher y a la reina se les permitio el acceso al buque.

 

En el libro "la guerra inaudita" del Comodoro Oscar Moro (vgm) hay una muy buena y fundada explicacion sobre como los 2 exocet que los 2 super etendard dispararon el 4 de mayo, no dieron contra la hms sheffield, sino que fueron a parar contra otro buque, el hms hermes...

Explica tambien que el dia 1/5 cuando se produce el primer cañoneo naval a las posiciones argentinas, la escuadrilla "torno" liderada por Norberto Dimeglio, ataca a 3 buques, entre los cuales habia una fragata tipo 42....se cree que fue la sheffield la impactada por una de las bombas y que los ingleses, inmediatamente despues del ataque del 4 de mayo, salen a blanquear la version del ataque, alegando que la sheffield fue impactada por un exocet que no exploto...

Los franceses salieron a decir que era IMPOSIBLE que el misil no hubiera detonado

Pero lo mas curioso es la pregunta que se hacen muchos: que necesidad tenian los britanicos de informar que la sheffield habia sido impactada por un exocet aquel dia? 

Si ellos no decian nada, la aviacion naval argentina no iba a saber si los exocet realmente funcionaban, y eso hubiese sido muy desmotivante...porque ese habia sido el primer ataque en el mundo con esa version del exocet y argentina tenia exploradores para poder averiguar si el misil habia tenido exito...


Aqui esta la entrevista en youtube https://www.youtube.com/watch?v=4gouePk6cCw


O sea que la version de Moro no es descabellada...

Es mas, la informacion que coloca, carece de fuentes citables porque segun el, esa informacion fue dada a cambio de anonimato, porque quienes la cedieron, podrian haberse visto perjudicados por haber revelado tales datos criticos del ataque

 

Despues del ataque, tanto Ureta como Isaac fueron llevados a sectores por separado donde les consultaron que habian atacado y que forma tenia ese buque, y ambos señalaron el perfil del invencible...

el dia del desembarco del 8/6 en bluff cove (no Bahia Agradable como muchos dicen) no habia cobertura aerea por parte de las Pac's de harriers, y es por eso que el 1º ataque al sir galahad y Sir tristam resultaron mortiferos, porque aun a sabiendas que no tenian nunguna Pac para cubrirlos, intentaron realizar ese desembarco igual...y asi les fue

 

Te adjunto un link a es una entrevista radial al que fuera jefe de la fuerza aerea sur....FAS, durante el conflicto, brigadier general Ernesto Crespo...es interesante escucharla porque dice muchas cosas hasta ahora desconocidas...obviamente habla sobre el ataque al invencible...por favor escuchalo

http://www.malvinasenlaradio.com/desajoomla/test/category/33-mision-malvinas-bdh13?start=5

 

Seria bueno tambien que se mencionara que los harrier y sea harrier usaban misiles Sidewinder que no eran de los britanicos, se los habian cedido los EEUU, y recien el 27 de abril las Pac's empezaron con sus vuelos porque fue esa la fecha en la que pudieron empezar a usar esos misiles...

 

¿Fue alcanzado el Invincible?

"Resulta difícil asegurar si el Invincible fue alcanzado o no y con qué gravedad, ya que la palabra de los pilotos argentinos no coincide con la de los ingleses"

es claro que las versiones de los pilotos argentinos NUNCA va a coincidir con la de los britanicos, puesto que no iban a confesar si no hasta dentro de 90 años, algo que no podian hacer en el momento

 

Australia e India,  habian acordado la compra del invencible y del hermes puesto que inglaterra se iba a deshacer de ambos, siendo estos reemplazados por el Illustrious y el ark royal

Despues de esto, Australia cancelo la compra del invencible....no asi Indica, que compro el hms hermes

 

Para la explorarion de la plataforma submarina de las islas y alrededores, una empresa petrolera off-shore, adjudicataria del  trabajo,  pidio mapas para realizar las exploraciones, con el detalle de los lugares donde habian sido hundidos los navios ingleses a fin de no operar sobre las  llamadas "tumba de buque"

Este mapa tenia los sectores señalados con un punto rojo donde habia sido echado a pique cada uno de los navios

Curiosamente, en el mapa hay UN ponto rojo que no tiene ningun dato señalado, pero en google earth se puede apreciar claramente que ese punto rojo es oh! casualidad, el lugar donde estaba el invencible cuando fue el ataque del 30/5

 

 

Lo más insólito, es que después de finalizada la guerra,  los ingleses dijeron que el HMS Invincible estaba en alta mar en el paralelo 23, donde cambió una turbina de gas de su sistema de propulsión, tarea que fue un record en tiempo, además no tenía necesidad de hacer semejante reparación en medio del mar y menos en época de invierno con temperatura bajo cero y donde oscurece más temprano, pudiéndolo hacerlo en un puerto, o en una bahía en las islas Malvinas donde había además una base militar inglesa, estaba el resto de los buques ingleses y ya no podían ser atacados por aire.
Además, en el paralelo 23 nunca hubo un buque según el informe de la OTAN quien pedía las coordenadas del HMS Invincible permanentemente

 Espero sinceramente que estos datos contribuyan al texto vertido en tu web, no para salir a decir: SI! verdaderamente el invencible fue hundido!!! (como mencione arriba) simplemente, porque seria bueno que ese informe sea mas completo a partir del aporte que te acerco

 saludos cordiales

Ramiro  Galand

 

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Ramiro | Respuesta 22.06.2016 19.12

Muchas gracias por el aporte Luis
R galand

ramiro | Respuesta 21.06.2016 06.49

quisiera poder escribir algunos comentarios al dueño de esta pagina respecto a este articulo...x mensaje no caben
tienen algun mail????

Luis 21.06.2016 07.57

mollatis@yahoo.es

santiago | Respuesta 17.02.2016 21.37

Margaret se enfurece y ordena atacar el 2 de mayo al belgrano y el 3 de mayo al sobral...arg se desquita el 4 de mayo atacando al sheffiel

Luis 06.03.2016 19.09

La verdad es que tenemos una visión parecida. Abrazos

santiago | Respuesta 17.02.2016 21.32

Lo poco que se es que el ataque de garcia cuerva causo una serie de acontecimientos en cadena...al ser atacado el hms hermes y dejarlo con averias

santiago | Respuesta 17.02.2016 21.25

Lo del ataque de garcia cuerva al hermes es verdad lo dijo carballo en una entrevista ...a el se lo confirmo un periodista frances que estubo en el hermes

draco4927@hotmail.com | Respuesta 15.11.2014 00.38

Pues hay la versión que el INVINCIBLE fue hundido y que para el regreso a Gran Bretaña de esa fuerza utilizaron un gemelo que estaba en la India.

Martin 24.07.2016 21.52

De acuerdo contigo...vistes que aparecio solo tiempo despues de cuando deberia...estaba navegando por el paralelo 23° dijeron los ingleses !!!!!

juan | Respuesta 22.05.2014 04.30

gloria eterna a estos y todos los soldados heroes argentinos que no dudaron en ofrendar sus vidas en defensa de la partia !!! MALVINAS ARGENTINAS !!!!

Ver todos los comentarios

Comentarios

18.07 | 18:11

COMO NO ME VA A GUSTAR, SI CUANDO ERA UN IMBERBE CADETE DE PRIMER AÑO, TUVE LA SUERTE DE SER COMISIONADO A VISITAR AL "JUAN SEBASTIÁN" .
MOMENTOS Q NO SE OLVIDA

...
17.07 | 18:48

Estimado señor Panizo,

Debo fechar una foto que tengo de mis padres en un agasajo a los visitantes del Elcano al Callao en 1952. ¿Puede Ud. ayudarme? Gracias.

...
10.07 | 19:21

Acabo de leer tu comentario. Siento la equivocación. Un abrazo

...
10.07 | 19:21

Gracias a ti por el comentario

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO