Nueve novelas publicadas hasta la fecha

Eso no estaba en mi libro de Historia de la Navegación

¿Conoces la historia del Mary Celeste, el bergantín estadounidense que fue encontrado Desierto y navegando a la deriva? ¿Sabes por qué no es recomendable echarse a navegar un viernes o el primer lunes de abril? ¿Y por qué no se debe silbar a bordo? ¿Por qué tuvo Elcano que hipotecar su barco a unos mercaderes saboyanos lo que le hizo sentarse en el banquillo acusado de traición? ¿Quién fue la primera mujer almirante que mandó buques españoles en la mar? ¿O por qué los cocineros de los barcos solían ser cojos y no podían fumar de noche a bordo? ¿De dónde viene la expresión marinera «ponerse las botas»? ¿Conoces la historia de la famosa llave «olvidada» del Titanic, o la del hundimiento del Lusitania? ¿O la del gato Sam que terminó licenciado después de grandes aventuras marinas en el hogar de marineros retirados en Belfast?
Desde el inicio de los tiempos hasta nuestros días, la navegación ha estado presente y ha sido fundamental para humanidad. Pero ¿lo sabemos todo sobre ella? Luis Mollá, novelista y capitán de navío de la Armada, nos invita a subir a bordo de esta fascinante obra que nos desgrana los misterios más desconocidos de la Historia de la navegación.
«Hoy, cuando el hombre ha escalado todas las cimas del globo, después de que haya hollado la superficie de nuestro satélite y las sondas interestelares que despegaron de la tierra a finales del siglo XX hayan alcanzado la velocidad de escape del sistema solar, de forma que continúan deslizándose a través del cosmos para llevar a otras hipotéticas civilizaciones el mensaje de quiénes somos y dónde estamos, el mar continúa guardando innumerables secretos y misterios que se resisten a ser desvelados por el hombre. Navegar resulta hoy más necesario que nunca».
«Desde que el hombre viene desafiando los mares con su técnica, se cuentan por millares las veces que la mar se ha mostrado más fuerte que los seres humanos».

El Almirante

Blas de Lezo, el almirante, cojo, manco y tuerto que logró una victoria determinante sobre los ingleses en Cartagena de Indias, alcanzó las cimas del escalafón de la Armada a una edad tan temprana que puede que no hayan existido casos semejantes en la dilatada historia de la institución naval. Lezo se vio obligado a ejercer el mando de buques y agrupaciones navales en los escenarios bélicos más difíciles de imaginar y en circunstancias, casi siempre combates al cañón, que no permitían dudar ni hacer concesiones que pudieran ser aprovechadas por esos zorros de los mares que han sido siempre los marinos ingleses. Más allá de su larga lista de virtudes como hombre y como marino, y también con sus imperfecciones, que las tuvo como cualquier ser humano, la figura de Blas de Lezo se identifica con la de un líder militar extraordinariamente heroico y con la de un entrañable ser humano que a los españoles no debería movernos a otro sentimiento que el de un enorme y sanísimo orgullo. Las heridas y mutilaciones recibidas por nuestro personaje en la batalla naval de Vélez-Málaga, en la defensa del castillo de Santa Catalina, en Tolón, y durante el asalto a Barcelona en 1714, a consecuencia de las cuales quedó cojo, tuerto y manco, son completamente veraces. Con cada parte de su cuerpo que se fue dejando en los combates en los que participó, ganó un pequeño trozo de gloria para España. Gracias a la defensa de Blas de Lezo en Cartagena de Indias, quinientos millones de centro y suramericanos hablan hoy la lengua española en lugar de la inglesa.

La Flota de las especias

El seis de septiembre de 1522 una nao desvencijada y medio hundida arribaba al puerto de Sanlúcar de Barrameda con 18 espectros famélicos a bordo. Pocos acertaron a comprender que aquel buque era la “Victoria”, una de las cinco embarcaciones que habían zarpado de aquel mismo muelle cerca de tres años antes y menos aún que los miserables que componían su tripulación acababan de dar la primera vuelta al mundo, certificando de una manera práctica la redondez de la tierra.
Tras desembarcar entre patéticas demostraciones de emoción, los marinos besaron el suelo de la tierra que los había visto partir tres años antes y se abrazaron jubilosos entre ellos; atrás quedaban tres años de sufrimientos, hambre, escorbuto, enfrentamientos con todo tipo de salvajes y 16 prisioneros de los portugueses, que a todo trance habían intentado evitar el buen fin de su periplo.
Una historia de valor y obstinación en la que un grupo de hombres se enfrentaron en todos los mares del mundo a los peores elementos y calamidades, para dar cumplimiento a una epopeya que señala uno de los hitos principales en la historia de la humanidad.

El Cebo

Una novela cuyo protagonista el es trasatlántico Lusitania, en su día el vapor más rápido, grande y lujoso del mundo. La trama está construida alrededor de una teoría que cada día va ganando más adeptos y de la que se van acumulando mayor número de evidencias: la posibilidad de que fuera el propio Winston Churchill el que pusiera al trasatlántico delante del periscopio del submarino alemán U-20 para propiciar la entrada de los Estados Unidos en la I GM, de la que los americanos saldrían convertidos en una potencia mundial. El cebo es, pues, una novela, de intrigas políticas, y sobre todo de acción, tanto a bordo de uno de los buques de transporte más famoso de todos los tiempos como de los submarinos alemanes en la Primera Guerra Mundial.

En el nombre del mar

Se trata de un compendio de siete relatos marineros a caballo entre los real y lo fantástico, basados en la mayoría de los casos y de forma novelada, en buques que desaparecieron en el mar dejando tras de sí una larga estela de misterios, entre otros el reina Regente, el Valbanera, el San Telmo o la famosa Bounty del comandante Bligh, especulando con que después de todo, su final pudiera no haber sucedido como nos han venido explicando los ingleses desde que ocurriera sl supuesto motín.  También, como no, hay un guiño al Titanic, en forma de una de las miles de historias paralelas que pudieron ocurrir aquella noche, al socaire de la principal, bien conocida por todos. Cabe también, como no podía ser de otro modo, un homenaje a Meville y su recordada ballena blanca. El conjunto se completa con una referencia a otra historia electrizante apenas divulgada en nuestro país como fue el final del USN Indianapolis y la fatalidad de su dotación.

Pólvora mojada

“Pólvora mojada” es un conjunto de dos relatos navales en los que los marinos habrán de enfrentarse a su suerte en un medio tan hostil como el mar en la peor de sus versiones. “Hundan el Bismarck” trata de los últimos días del que fue el acorazado más poderoso de todos los tiempos, narrados desde la perspectiva del teniente de navío Müllenheim-Rechberg, oficial asignado a las torres de artillería de popa y el más antiguo de los marinos alemanes supervivientes al hundimiento. “El oro de Stalin” es un relato de ficción ambientado en la II GM, en el que, en su caprichoso giro, la rueda de la fortuna involucrará en una historia común a un buque mercante norteamericano, un submarino alemán, otro ruso y dos aviones, un Lancaster británico y un B-24 norteamericano. El caprichoso destino conducirá la suerte de todos hasta un inesperado punto final en el que el mar se erigirá en el juez que dicte la sentencia definitiva.

La isla más pequeña del mar

Me atrevería a decir que esta novela se escribió sola. Desde su comienzo pude sentir una fuerza brumosa y ajena que era la que en realidad manejaba las situaciones y a los personajes. Poco tiempo antes, a cuantos los conocíamos nos había impresionado mucho la pérdida del pequeño Pablo Ugarte, que subió a los cielos con sólo 10 años víctima de un cruel cáncer infantil y desde que sucedió, anidó en mi mente el deseo de dedicarle algo, cosa que se concretó en un artículo en el diario la Razón dedicado a su memoria y a la asociación que lleva su nombre, sin embargo en ningún momento mientras escribí esta novela pensé en dedicársela, hasta que conforme se acercaba a su final empecé a darme cuenta de que en realidad era su menuda figura la que movía los personajes y juntaba mis letras. La isla más pequeña del mar fue publicada por JM Ediciones en 2012.

 
    Celia, Martín y Lucía forman una familia aficionada a la navegación a vela. Cuando un golpe de mar se lleva la vida de su marido, Celia queda aturdida y sin referencias ni ganas de vivir, hasta que decide desafiar al mar que le arrebató los suyos.  Como navegante solitario, Celia recorrerá el Medieterráneo durante tres meses buscando respuestas a su agonía; las distintas situaciones en que se verá envuelta, la soledad del mar y los diferentes personajes que irá encontrando a lo largo de su navegar la llevarán finalmente a encontrase consigo misma y la pondrán en manos de un destino inesperado.

Perdidos en la memoria

Durante mi infancia en Cartagena tuve mi residencia en la Muralla del Mar y no había día que no saludara al océano frente a mi terraza. Un día, señalando un punto concreto junto a la isla de Escombreras, mi padre me contó que justamente allí se había hundido un barco llamado Castillo Olite en los estertores de la Guerra Civil, causando la pérdida de 1477 vidas humanas; y que algo más allá, al otro lado del horizonte, el crucero Baleares se había hundido, llevándose la vida de otros 786 marinos. Ambos eran barcos de Franco y en lo cronólogico las dos desgracias quedaron separadas por un año y un día. 
     Más adelante seguí mis estudios en el Colegio de Huérfanos de la Armada en Madrid, donde todos los años, el día 6 de marzo, nuestros educadores solían reunirnos en la capilla para asistir a una misa solemne en memoria de los fallecidos en el Baleares, pero al día siguiente nadie se acordaba de los del Castillo Olite, que eran prácticamente el doble. Muchos años después decidí investigar la pérdida de este barco con idea de escribir un artículo para una revista. Pero lo que descubrí era tan grande necesitaba un continente mucho mayor. Así nació Perdidos en la memoria, novela editada por JM ediciones en 2010.  

     Luisa, una periodista en paro, y Javier, un antiguo buceador de la Armada, deciden investigar juntos el hundimiento en aguas de Cartagena del vapor Castillo Olite con la pérdida de 1477 vidas humanas cuando sólo faltaban 25 días para el final de la Guerra Civil. pronto se dan cuenta de que el naufragio del Castillo Olite constituye, en lo que se refiere al número de bajas, la peor tragedia de la España maritima contemporánea, a pesar de lo cual una bruma permanente mantiene al barco olvidado sistemáticamente por los diferentes gobiernos españoles.

La séptima ola

En verano del 2005, como integrante de una agrupación naval multinacional en el océano Índico, tuve ocasión de comprobar los efectos del tsunami que había azotado aquellas costas un año antes. Por aquel entonces la comunidad científica internacional ya señalaba la posibilidad de que la quiebra de la ladera occidental del volcán Cumbre Vieja, en la canaria isla de la Palma, pudiera producir un megatsunami de efectos catastróficos. La séptima ola surgió de la realidad de los efectos del Tsunami de Indonesia en la costa arábiga mezclada con la elucubración sobre cómo afectaría a la de Cádiz un fenómeno de ese tipo. La séptima ola obtuvo el premio Nostromo de narrativa marítima en 2008 y fue publicada por Editorial Juventud.

     La quiebra del volcán de Cumbre Vieja origina una ola gigantesca que se desplaza por el Atlántico a toda velocidad. La novela transcurre a lo largo de la media docena de horas que la ola tarda en presentarse en la costa de Cádiz, combinando sus efectos con la reacción de los seres humanos que esperan su llegada. En la mar, cuatro buques de características completamente diferentes se verán obligados a enfrentarse al fenómeno con sus pobres recursos. La séptima ola es una novela de pasiones humanas en la que una catástrofe de dimensiones inimaginabales saca lo mejor o lo peor de cada uno de los individuos que esperan atemorizados sus efectos.   

La tumba de Tautira

La Tumba de Tautira representa una vieja ambición personal: escribir sobre los exploradores y marinos que ensancharon las rutas marítimas en el siglo XVIII. La idea surgió leyendo una revista de historia que hacía referencia a una tumba en Tautira, hoy una pequeña ciudad de la isla de Tahití, y la posibilidad de que perteneciera a un marino español. La novela es una historia muy marinera en la que la realidad se entremezcla con dos de las tradiciones más arraigadas de la vida en el mar: la leyenda y las supersticiones de los marineros. Fue publicada por Delibrum tremens en 2007 y ese mismo año ganó el premio del Mar del Certamen Virgen del Carmen de las letras, que convoca anualmente la Armada.

      El hallazgo de un diario por un marino francés en una isla lejana sirve de excusa para hacernos conocer cómo es la vida en una fragata española del siglo XVIII en todos sus frentes: los piratas berberiscos en el Mediterraneo y los ingleses en todos los mares del globo. El protagonista de la ficción es el mulato Patricio Cortés, un humilde estudiante de medicina al que un amor equivocado empujará al mar, donde tendrá que demostrar la hidalguía de su linaje a través de la nobleza de sus sentimientos.

Soldado de nieve

De siempre me ha apasionado el género de la novela de espías y como la mar suele representar el protagonista de fondo de casi todo lo que escribo, se me ocurrió la idea de reunir ambas cosas en la figura de Nekane: una oficial de la Armada dedicada al mundo de la información. Al mismo tiempo me apetecía rescatar a Carlos, el Escorpión, protagonista principal de mi primera novela. El resultado es Soldado de Nieve, editada por Delibrum Tremens en 2005.

     Soldado de nieve es una novela de aventuras con los responsables de inteligencia del ejército y su interacción con el poder político como protagonistas principales. En un conflicto derivado del terrorismo internacional, donde la acción de los agentes es obstaculizada por los interese personales de los políticos, Nekane, una chica joven pionera de la presencia femenina en los servicios de información españoles, tendrá la llave para la resolución de una estratégica partida de ajedrez que habrá de jugarse sobre el tablero del complicado mapa europeo y del oriente medio.

El Veneno del escorpión

El veneno del Escorpión fue mi primera novela y por eso le tengo un cariño especial. Para entonces ya había escrito en algunas revistas pero la idea de una novela me parecía inalcanzable. Entonces apareció mi amigo Rafa Donato y me animó con palabras irreproducibles... En cualquier caso me puse manos a la obra hasta que la tuve lista y la titulé El Noray. Por recomendación de mi hermano Joaquiín la envié a un concurso literario: el premio Nostromo de narrativa marítima. ¡Y lo gané! 
    La novela fue editada en 2004 por Editorial Juventud, aunque a punto de ver la luz, ciertos consejos editoriales me empujaron a cambiar el nombre de El Noray por el  actual.

     Carlos Dato es un marino de guerra vocacional con ciertos conflictos éticos con sus superiores. Después de lo que considera una arbitrariedad de sus jefes y bajo la personalidad de "Escorpión", reúne a un grupo de antiguos marinos de gran experiencia que se consideran injustamente tratados por la institución. El equipo intentará recuperar su imagen dañada mediante un arriesgado plan que pondrá en jaque a los gobiernos de los países más importantes del litoral mediterráneo: el secuestro de un submarino y la amenaza consiguiente de hundir un super petrolero en el Mediterráneo occidental.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Martin | Respuesta 24.07.2016 21.29

Luis...muy interesantes novelas has seleccionado y las que has escrito me parecen que reflejan el alma de marino que tienes...en buena hora y adelante

Ver todos los comentarios

Comentarios

31.03 | 16:26

Muchas gracias por tu amable comentario. Un abrazo

...
31.03 | 12:24

Muchas gracias, Comandante, por la charla que dio en la Universidad de Nebrija. Siempre recordaré su brindis y el recitar de esa oración marinera a su término.

...
28.03 | 13:16

Honor y Gloria a la tripulacion del Guadalete ,que su recuerdo permanezca en la memoria de todos y que cada año el 25 de marzo les rindamos honores.

...
16.03 | 22:40

Si y no

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO